Los menús escolares tienen poca fruta y legumbres y exceso de pasta, carne y patatas

los expertos recomiendan aumentar la presencia de verduras y hortalizas, frutas, pescado y legumbres, y disminuir la de carnes, pasta y patatas en los menús escolares

Los menús escolares tienen una “escasísima” presencia de legumbres, poca fruta y un “déficit” de pescado. Por el contrario suelen tener “exceso” en la ingesta de carne, sobre todo roja, y de la que se abusa en el 90% de las escuelas. Estos son los datos del estudio elaborado por la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU)  que ha estudiado lo que se come en los colegios de la Comunidad Valenciana.

La experta en nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, Montaña Cámara, calificó de “preocupante” la falta de legumbres , ya que es un alimento cuya quema calórica es lenta lo que lo hace muy aconsejable para que los escolares tengan energía toda la tarde.

En cuanto al pescado, cuyo consumo es deficitario en el 60% de los menús, es una falta que se agrava aún más debido al “exceso” de carne, fundamentalmente roja. En este sentido, los expertos alertan del riesgo que esta situación alimentaria supone para la salud cardiovasculares de los niños.
Por el contrario, el 90% de los centros educativos analizados “superan las recomendaciones establecidas” en cuanto a la ingesta de pasta y arroz.
La fruta es otro de los alimentos que falta en muchos de los menús, ya que en muchas ocasiones se da a elegir o se sustituye por lácteos o dulces
La falta de algunos nutrientes que se ha detectado en los menús escolares hace que los pequeños tengan “menos fuerzas para luchar contra infecciones, para llevar a cabo su desarrollo evolutivo y a la hora de realizar un esfuerzo intelectual”, según destacó Cámara.

A cada edad, un menú
Un menú considerado “ideal” que deberían comer los niños en los colegios debe estar diferenciado por edades, según los expertos, ya que las necesidades calóricas de los más pequeños es diferente a la de los más mayores, que oscilan entre las 600 y las 1.800 kilocalorías
Así, se recomienda realizar menús específicos que marquen el paso de Infantil a Primaria, de los 6 a los 9 años, y de los 9 a los 18 años. Esta propuesta, junto con los demás datos del estudio se entregarán en los centros en los que se han basado las conclusiones con el objetivo de que puedan mejorar sus menús.
A pesar de las carencias detectadas, el presidente de AVACU, Fernando Moner, quiso resaltar que la situación “ha mejorado mucho” desde el año 2006, cuando empezaron a llamar la atención sobre estas cuestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *